La Forma de la Etiqueta

Uno de las exclusivas ventajas de la etiqueta autoadhesiva frente a otros sistemas de decoración es la libertad de formas que posibilita diseños innovadores. Pero esto no significa que su etiqueta puede tener cualquier forma. Hay buenas prácticas de diseño que evitarán problemas a la hora de convertir y dispensar.

Evite los ángulos rectos

Siempre que pueda dé a su etiqueta bordes redondeados. Los bordes rectos con ángulos muy cerrados dificultan el troquelado, ya que se necesitará una calibración muy cuidadosa para que el troquelado sea bueno y no genere problemas a la hora de levantar la malla.

Evite los ángulos cerrados

Los bordes de etiquetas con ángulos menores a 45% dificultan el etiquetado automático, ya que estos bordes tienden a no quedar bien adheridos porque la dispensadora automática no puede darle presión suficiente en estas áreas. Una etiqueta de estas características requerirá bajar la velocidad de etiquetado, o pasarse a un etiquetado manual.

Qué puede hacer? Intente suavizar los bordes: Evite las puntas o ángulos cerrados, reemplácelos con bordes redondeados. Inscriba el diseño en una etiqueta de forma regular: Genere una forma gráfica contenedora de forma más regular tal que no dificulte el etiquetado automático. Considere un autoadhesivo transparente: Con esta solución la etiqueta desaparece (efecto no-label-look) y da la apariencia de que la forma de la etiqueta es la de la impresión, la cual no tiene limitaciones de ningún tipo.

Limitaciones impuestas por el envase

Muchas veces la limitante de forma de etiqueta está dada por el sustrato a etiquetar. Por ejemplo, en los envases de diámetro reducido conviene evitar las formas irregulares, ya que las puntas tenderán a despegarse. Siempre recuerde que el autoadhesivo requiere superficies uniformes para adherirse y que los sustratos con formas irregulares requieren de soluciones especiales.

Cuño seco y stamping

Se recomienda que los efectos gráficos logrados con estos procesos no lleguen hasta el borde de la etiqueta, ya que como implican un aplastamiento por presión del compuesto autoadhesivo, un efecto de relieve o stamping demasiado cerca del borde tenderá a que este se levante y no pegue bien. Recomendamos una luz de al menos 3 mm.

Estas simples precauciones le evitarán grandes dolores de cabeza a la hora de convertir y dispensar sus etiquetas, manteniendo una gran libertad de diseño para lograr etiquetas impactantes para sus productos. Lo invitamos a recorrer nuestra sección de testimonios donde verá ejemplos de etiquetas de alto impacto hechas con los productos Fasson®.

Recomendaciones de Fasson
www.fasson.com.ar